Love is a time machine

miércoles, 9 de junio de 2010

La ciudad se queda sola, y nadie me da bola.

No hay comentarios: